MATÍAS, EL DE SANTA MARÍA

Si algo era Matías, era conocido. Conocido desde Villaobispo a Barrio de Nuestra Señora, y del Puente Villarente a Boñar.

Casi no había día que no circulares por alguna de las carreteras que llevan a Santa María del Condado y no te lo encontrases en algún punto haciendo autostop.

Si hay una palabra que defina mejor a Matías, para mí sin duda es “peculiar”

Quiso vivir a su manera, a su estilo, sin normas, y vivió.

Desde aquí quiero enviar un fuerte abrazo a toda su familia, Ovidio, Irene, Carmina y a sus cuñados y sobrinos.